lunes , 5 diciembre 2022
Portada » Reportajes » Editorial » Un país de chismosos
país de chismosos

Un país de chismosos


Directo al grano: Nuestro país se ha convertido en una sociedad de chismosos donde la verdad escasea y la información llega apuñalada a nuestros oídos. La libertad de expresión se ha convertido en un libertinaje. La prostitución informativa impera. Abunda la mentira, el chisme, los corridos, los cuentos de caminos y las medias verdades. Los ecos de estas inventadas ¿verdades? están en el pasillo diario del país careciendo de fuente, donde la credibilidad de las mismas y de sus  diferentes voceros  son cuestionados, haciendo que la gente se esté amoldando y acostumbrando a todo esto.  Están creyendo como una verdad todo lo que lee u escucha. Lo que reciben en sus móviles, en forma de mensajes tanto escrito como en voz, lo “retwittean, whatsappean” sin confirmar esas noticias, haciendo más difícil leer u oír lo verídico. Es un virus que ataca a la razón. Los más incautos son proclives a esto. Y todo lo están creyendo; informaciones torcidas.

Nos estamos convirtiendo en una sociedad de chismosos donde todos creen tener la verdad (La noticia no se inventa, se narra). Periodistas graduados que se convirtieron en activistas políticos confundiendo aun más al público que buscan  la verdad en la información y no la alienación de una nota periodística inventada. Se les olvidó la ética. Periodistas “NO” graduados, de estos llamados populares, que con ningún parámetros han tergiversado, descontextualizado por torpes y alienado por una doctrina;  haciendo pareceres y no narrando los hechos desde un punto de vista neutral sino con la balanza hacia una parcialidad política y atacando al contrario. Eso no es periodismo (La verdad no es una parcialidad)

Las “Bolas” sustituyen las noticias. Lo que dijo una nota de voz en Whatsapp donde la mayoría nunca se identifica y nadie conoce, dan informaciones llamadas “Fake news” (es un nuevo termino para identificar las noticias falsas). Un término que pude leer es el “Stupid news” que raya en los mas idiota y estúpido al leerlo o escucharlo. Todo esto confunde más a las ya vulnerables personas.

Estamos creyendo todo, o absolutamente todo, desde la aparición de la Sayona  que junto al carretón del Silbón patrullan las noches venezolanas. Esto enferma aún más a la opinión pública que reclama para su salud mental; de información precisa, objetiva. De buena fuente confiable, de portavoces de las instituciones como dichas fuentes fidedignas…. En fin, una opinión pública sana.

No podemos reeditar la Torre de babel, en estos tiempos de modernidad, donde por un poder divino todo hablen idiomas diferentes en un mismo sector, zona, municipio, estado o nación y lógicamente se incrementa más el pandemónium en la cual estamos desde hace mucho tiempo.

Una sola chismeadera es lo que predomina a falta de diarios físicos, de buenos moderadores radiales que realmente informen y analicen y de televisoras imparciales.

No se puede jugar más con la buena fe de la gente, de su derecho a estar informado. Es indigno lanzar mas gasolina al fuego con noticias falsas que de manera volátil se propaga por la ya grama seca que es la actual sociedad.

¿Y cómo paramos estos chismes que hacen tanto daño y oscurecen a nuestra sociedad? Primero, buscar fuentes creíbles con voceros con credibilidad (yo sé lo que piensa con respecto a esta primera cita) Segundo: No dar importancia a noticias, que por su edad, que rayan en lo estúpido (Stupid news). Tercero: Analizar de dónde viene o si es una noticia tendenciosa que busca confundirlo. No darle “Retwitt” a los fake news. Cuarto: Busque un balance de los diferentes medios de comunicación y compárelos con los otros. Quinto: Dele un “stop” a los chismes que hace que usted agonice. La verdad siempre brilla y la mentira tiene patas cortas.

Puedes leer:

Diario de un sufrimiento


internet puerto cabello

Check Also

CAUSA RAIZ

ANALISIS DE CAUSA RAIZ

Toda acción tiene una reacción. Toda causa tiene un efecto. Toda ofensiva tiene una defensiva. …