viernes , 7 octubre 2022
Portada » Reportajes » Editorial » ¿La comunicación está enferma?

¿La comunicación está enferma?


El ser humano es imperfecto por naturaleza y lógicamente no puede existir un perfecto en la tierra ni que se quiera. El único perfecto fue Cristo y “lo matamos” cuando estuvo en la tierra, pero eso es harina de otro costal. Lo cierto es que nuestro Dialecto en comunicación “Persona a persona” o de modo grupal ha estado en el ojo del huracán desde hace rato porque lo hemos transformado. Transformación no para bien sino para mal. Nuestra comunicación ha ido bajando tal cual agua de catarata. Es un punto de incomprensión y malinterpretaciones constante que bloquea esa via de emisor – mensaje – receptor.

Y cualquiera, así sea ducho en la materia se le puede escapar “un Rolling”, pero con un atenuante en la actualidad es que ahora lo “agarra la autopista de la redes sociales” y le dan la pena capital solo por equivocarse. Los periodistas (donde me incluyo) lógicamente podemos equivocarnos al colocar una palabra, una coma o tilde. En fin, lo que comentamos en las primeras letras de este artículo.

La Semántica (ciencia lingüística que estudia el significado de las palabras y expresiones, es decir, lo que las palabras quieren decir cuando hablamos o escribimos) La filología (ciencia de las lenguas o de una lengua en particular, de su historia y de su gramática. Sin embargo, la filología no solo consiste en el estudio de una lengua, sino también el estudio de la literatura de un pueblo. Allí entramos en el Idiolecto (es la forma de hablar característica de cada persona. Se manifiesta en una selección particular del léxico, de la gramática y también en palabras, frases y giros peculiares, así como en variantes de la entonación y la pronunciación).

Para ser más didáctico en esto del Idiolecto pondremos a que un “Guaro”, un “Maracucho”, un “Llanero” o un “Oriental” no tienen el mismo tono al hablar (o su Idiosincrasia que son sus costumbre autóctonas de cada región son diferentes).

Desde la Torre de Babel, en aquel pasaje bíblico donde en cuestión de un instante y por tanta maldad, Dios puso a hablar a todos los presentes de diferentes formas y lenguajes hasta nuestros tiempos casi o poco ha cambiado. Hemos tenido problemas de comunicación hasta en nuestro propio círculo familiar y de amistades (En lo político ni se diga)

Al pasar el tiempo, el Léxico (conjunto de palabras conocidas de un idioma, es decir, su vocabulario, lo que recogen los diccionarios de dicha lengua. Es un conjunto de palabras y de significados asociados, que sin embargo funciona en diferentes niveles) ha sido poco, haciendo que algún Locuaz (Hablador y verboso significan que habla mucho; parlanchín y charlatán, que habla demasiado sin aportar nada) sea el Rey y allí domina al contrario sin tener la más mínima Concatenación (Enlace de hechos o de ideas que guardan entre sí una relación lógica o de causa y efecto).

Si hay Léxico entonces hay Gramática (Conjunto de normas y reglas para hablar y escribir correctamente una lengua). Todo esto nos los daban en “Tercer grado de educación básica en Venezuela” al igual que la Morfología (Parte de la lingüística que estudia las reglas que rigen la flexión, la composición y la derivación de las palabras) y la Sintaxis (Modo de combinarse y ordenarse las palabras y las expresiones dentro del discurso)

Nuestra comunicación ha estado enferma ¿Qué pasó que no sabemos que es un sustantivo o un seudónimo? ¿Por qué se nos olvidó como usar los pronombres personales; posesivos; relativos; numerales; cuantitativos; indefinidos; interrogativos y exclamativos? ¿Por qué no usamos signos de exclamación o interrogación cuando escribimos?

La educación anterior, los maestros hacían tomar dictados a los niños y después se lo corregían. Las normas del buen hablante y del buen oyente se han estado borrando de la pedagogía de la actual educación que debe ser blindada para los venezolanos del futuro. Había una materia llamada “Lenguaje”. Ya en “sexto grado” los alumnos de los 60, 70 y 80 eran unos expertos y estaban listos para ir a secundaria. Se estaban erigiendo las bases de la generación de relevo del país.

El estudio del castellano, abre muchas puertas de conocimientos, sumando conocimientos, esculpiendo como un artesano la personalidad de la juventud. Por aquí se nos está escapando la “Idiosincrasia” del venezolano actual.

Puedes leer:

LA ALCANTARILLA: UN ÍCONO DE PUERTO CABELLO QUE HA QUEDADO EN EL OLVIDO

También te puede interesar:

El verdadero valor del «sentido de pertenencia»

                         


internet puerto cabello

Check Also

DAÑO O EFECTO COLATERAL: LA CULPA DE UNOS AFECTAN A OTROS

El rumbo del destino de “Unos” muchas veces está en la manos de “Otros”. Los …