lunes , 5 diciembre 2022
Portada » Opinión » Lic. Douglas Marval » Articulo de opinión/ Véalo, una mirada a la sociedad: El arte de saber decir “NO”

Articulo de opinión/ Véalo, una mirada a la sociedad: El arte de saber decir “NO”


Véalo: una mirada a la sociedad

El arte de saber decir “NO”

Lcdo.: Douglas Marval

Periodista CNP: 18.896

Decir “No” muchas veces es necesario. Pensar que dar esa negativa en ciertos momentos de la vida te pueden catalogar de “Malo, retrogrado u cualquier mote o remoquete”. Decir esas dos letras es ser una persona madura para evitar males futuros con consecuencias por aprobar algo que posiblemente sea malo. Muchos se sienten mal al dar ese veredicto, pero cuando ya eres una persona con valores y pensante, decirla es tener certeza de ese bloque. Certeza que se actuó bien.

Confundir la libertad con el libertinaje del “Si” es hipotecar su actuación de que va ser recriminado por su actuación en ese momento de su historia y no haber dado ese “freno” que esperaban de usted. Eso sí, el “No” se da cuando realmente es importante darlo y no sabotear el avance del “Si” cuando existen infinidades de cosas positivas en beneficio de alguien, de usted o de algo y saboteado solo por su terquedad. 

La madurez como adulto, la universidad de la vida, las realidades, la personalidad para toma de decisiones en la vida, la experiencia, la educación de familia, la seguridad como persona pensante, los estudios, el temple entre otras características que rodean a un ser pensante, estudia los casos y dan el “Si” o el “No contundente”

El “No” se estudia, se analiza internamente, se ve sus consecuencias a corto y a largo plazo. En fin, muchos se sienten mal al dictaminar “con seguridad” esas dos letras fónicas.

Siempre va acompañada de un predicado: “No vas, no quiero, no lo voy a prestar, no entraras entre otros más. 

Disertar sobre el “No” es redactar más de 100 páginas por lo complejo del tema de esas dos letras. Las decisiones de nuestras vidas llevan o “un Sí o un No”. Ejemplos: “Si yo hubiese dicho “Si” a aquel empleo no estuviese esto” y su contraparte: “Si hubiese dicho “No” a ese empleo no estuviese aquí”. 

Las decisiones son de cada quien y de manera personal. Nadie puede articular a otros a rechazar u aceptar. Eso es intransferible como decisiones. De ser lo contrario siempre serán manipulables y erraran toda la vida por la inseguridad que tendrán y allí vienen las consecuencias como los daños colaterales que muchos sufren. Se convierten en seres vulnerables por no tener la capacidad de decir “No”

Los “Si” masivos o colectivos han traído consecuencias a la humanidad (he aquí un ejemplo de la política) el “No” también en iguales consecuencias.

En fin, el avance de una vida o de una sociedad tiene ese “switch” o timbre sonoro de avanzar o retroceder. Las decisiones pasan facturas cuando es errado en la decisión que afecta al que da esas dos letras.

El “No” no puede ser emocional a lo mismo que el “Si”. Lo emocional no es buena consejera al momento de tomar decisiones. El “No” al igual que el “Si”

Los aprendizajes de las experiencias, la adultez y madurez tiene muchísimo que ver con la toma de decisiones y entre ello está decir “No” sin sentir culpabilidad u arrepentimiento hacia alguien o hacia algo. El “No” también protege de mucho.

También te puede interesar:

Articulo de Opinión: ¡La Depresión es tu enemigo y lo puedes derrotar!

Guía Comercial Puerto Cabello: Conéctate con los que buscan…

Kistoy C.A Internet al mejor precio de Puerto Cabello… y ahora también en Morón


internet puerto cabello

Check Also

Hoy se inicia en Puerto Cabello II edición del Drácula Open 2022

Hoy se inicia en Puerto Cabello II edición del Drácula Open 2022

Puerto Cabello desde este miércoles 30 de noviembre se convertirá en la capital del tenis …