lunes , 5 diciembre 2022
Portada » Opinión » Las Pensiones: Una falta de respeto con los adultos mayores

Las Pensiones: Una falta de respeto con los adultos mayores


EDITORIAL

Las Pensiones: Una falta de respeto con los adultos mayores

Todos queremos llegar a una edad avanzada y vivir el resto de la vida de lo que cosechamos, estudiamos y trabajamos a través del tiempo en nuestras respectivas y diferentes labores. Queremos ir al descanso merecido como humano y tener, monetariamente, de que vivir para costear la alimentación y la salud como dos iconos primordiales. Disfrutar de lo que construimos, de la familia. El dinero es parte primordial de todo eso. Personas que estudiaron, se prepararon, fueron activo en cualquiera empresa del estado, secretaría u organización quieren vivir de su siembra. No les regalaron nada porque “se lo ganaron”. Entregaron su juventud para apalancar el país.

Alguien o muchos están apostando a la desaparición de los adultos mayores como sino van a llegar allí. Si lo lee un “erudito” y que está en las altas esferas del poder; de estos que no ha pasado las necesidades que actualmente pasa un adulto mayor, se sienten ofendido porque “tú no puedes decir eso” y por allí se va con los discursos trillados y gastados. Nuestros viejos seguirán “pasando la de Caín” y en la misma calamidad de siempre y en aumento. Llegan a la desfachatez de decir que fueron mejorados.

Los adultos mayores solo esperan que le den lo que con mucho esfuerzo se ganaron, lo que se merecen. Del buen trato, de sentirse orgulloso de haber contribuido con su patria, pero lo que han hecho es “patearlos” y ofenderlos con la dadiva que cobran mensualmente para mantenerse.

Entrevisten a un pensionado y pregúntenle si están contentos con lo que cobran. Pregúntenle si pueden costear todas sus necesidades. Pregúntenle si han podido ayudar algún familiar de su fruto de tantos años. Pregúntenle que “magia” hacen para vivir. Pregúntenle si están contentos.

Las explicaciones ya fastidian porque ya cada lector saben que van a esgrimir del porque se le está pagando tan, pero tan poquito (es lo más irrespetuoso que se le puede hacer a una señor o una señora de “juventud avanzada”)

Ellos tienen rabia e impotencia. Dicen que no es lo que se merecen. Pónganse en sus zapatos, amigos de la administración nacional que hacen el ¿pago? a nuestros mayores.

 A los responsables, sabemos que ya no les hace nada ningún reclamo que se haga. No lo conmueve nada ni nadie. De seguro a muchos no les va hacer falta la pensión cuando les toque porque ya tiene asegurado su futuro, de algo que no han trabajado ni ganado, hasta los últimos días de su vida.

Imposible que estén viviendo lo que están pasando. Son miles y millones de historias de “viejos” llorando de rabia. De ver que su vida pasada no vale nada ni es reconocida. Se debe levantar “Las Banderas” del respeto para con ellos, porque nosotros también vamos para allá. ¿O es que usted no va envejecer?

Lo que da lástima, es que muchos adultos, ya por estar senil y vulnerables, apoyan a lo que lo están destruyendo: No lo culpamos porque han jugado con ellos, sus esperanzas y sentimientos.

También te puede interesar:

Nuestra Juventud «No se esta formando»: La educación en tercer plano


internet puerto cabello

Check Also

Insultos

Insultos a la inteligencia

Véalo: Una mirada a la sociedad  Lcdo.: Douglas Marval  CNP: 18.896    Esto lo redacté …