sábado , 3 diciembre 2022
Portada » Reportajes » Editorial » ¿Celebrar qué? Sus votos son emocionales y no racionales
emocionales

¿Celebrar qué? Sus votos son emocionales y no racionales


Ya pasó la borrachera electoral donde “casi nada cambió” y todo sigue igual en el país. Guardan su franelita de color y con él, el apoyo de su candidato. Va todo ese “combo” a modo “hibernar” hasta una próxima función. Entró el mes de Diciembre y tomaron juramento a sus puestos los elegidos (gracias a los apoyos emocionales de sus seguidores) y ya se acomodaron. Los que eligen (los electores acólitos) vuelven a su cotidianidad de su día a día. Volvieron a hipotecar su futuro y el de los suyos, otorgando un “cheque en blanco” para el continuismo. Con su acción, hacen  el llamado “Daño colateral” que ha sido tan letal para el que “No apoya el continuismo” porque su calidad de vida, ahora, depende de otros porque eligen un “fetiche” que le hacen daño, pero les gusta.

Ya se les acabó las reuniones en búsqueda del voto para su candidato. Ya se les acabó, andar con papeles bajo el brazo. Ahora entran en su realidad y se paran en el centro de la sala de su casa y se ponen las manos en la cabeza: Abren sus neveras y no tienen nada. Ven sus cuentas y no tienen medio, esperando un bono. Ver como su casa le falta pintura porque está muy fea. No poder comprar para hacer las hallacas ni los estrenos para sus hijos. Sentirse mal de salud y no poder comprar los remedios. ¡¡¡ Esa es su realidad y tienen bastante tiempo en eso!!!

Es que no se asemeja al “Síndrome de Estocolmo” porque los secuestradores, en este caso, lo están haciendo pasar unas series de necesidades y parece que les gustara.

La realidad, querido amigo, es que usted está cavando su propio foso, convirtiéndose en su sepulturero. Usted merece vivir con dignidad junto a su familia y dejarle a su generación de relevo un país libre de dogmatismo.

Usted merece celebrar que sus familiares vuelvan. Merece celebrar que tiene un sueldo digno que pueda satisfacer sus necesidades y la de los suyos. Merece ver como se gradúa un familiar de profesional de una universidad reconocida (…) usted merece lo mejor.

Celebrar tal ¿triunfo? que es el continuismo de lo mismo lo hace esclavo de su propia elección. Nada cambió, todo sigue igual con los mismos y nuevos protagonistas que de seguro tendrán una buena cena navideña y usted escasamente tendrá.

Algún día, un rayo de luz desde el “Empíreo” (lugar en el que los santos, los ángeles y los bienaventurados gozan eternamente de la presencia de Dios) y no “Imperio” (para los más sesudos) “y un rayo misterioso hará nido en tu pelo”, como dice la canción de Carlos Gardel, y les ilumine el pensamiento.

¡¡¡Usted algún día celebrará la vuelta de la decencia!!!

También te puede interesar: Se “desplomó” la estructura y el techo del peaje de Boca de Aroa


internet puerto cabello

Check Also

¡Para regresar!

Trataremos siempre de céntrarnos en nuestra conversación de “amigos invisibles”  como decía ese insigne venezolano: …