viernes , 7 octubre 2022
Portada » Reportajes » Editorial » Tercermundismo

Tercermundismo


Editorial

Tercermundismo

Ya debería ser hora. Nuestro país (desde hace rato) debería  estar “corriendo” literalmente hablando y casi llegando a la meta del modernismo para no quedarse atrás en comparación y entrar en la competitividad sana con otras naciones. Sus gobernantes en décadas recientes frenaron lo que sería la gran Venezuela y su empuje. Sin educación como herramienta es imposible avanzar, porque el modernismo exige una sociedad de altura mental. De gente culta, estudiosa, académica, trabajadora, profesional con visión de futuro y sobre todo inteligente.

Dista mucho llegar al pre modernismo mientra exista dogmatismo y populismo que es casi lo mismo. El país necesita refundarse. Basta de gente que solo piensa en lucrarse y no pensar en el futuro del país sin importarle nada ni nadie porque el humanismo no es su bandera. De tener acólitos ocupados en buscar la subsistencia diaria. De hacer mala política.

La pobreza es circunstancial pero lo grave está en la pobreza mental que es el cáncer de la sociedad. Es allí, donde un pueblo es vulnerable. De seguro leen estas líneas y no saben interpretar lo que se les está diciendo y eso es lo que quieren dentro de lo dogmático, que no entiendas; pero que si los entiendan a ellos para seguir dominándolos y mantenerlos dentro de su parcela con el control de los alimentos y el otorgamiento de unas dadivas miserables.

Cuando usted tiene conocimientos de historia de su país, de política nacional y universal pero con análisis reales y no fantasiosos; usted no es manipulable. Sabe descubrir cuándo son tendenciosas las raíces de opinión y que buscan un fin, que es dominarlo para tumbarlo de lo ético, de la balanza y de la responsabilidad como ciudadano. Cuando usted sabe lo que dice, con fundamento, porque domina el tema, de seguro usted no es vulnerable a gente “Inculta” que quiere embarrarlo de historias torcidas por ellos. Eso es “Educación”. Esa educación, ellos no la quieren porque usted pasa a ser un incómodo enemigo.

No es un secreto que hasta el más duro, la economía (no ellos) lo han arrodillado con las necesidades básicas. Pero no le han podido invadir su intelecto ni su manera de analizar todo este disparate donde estamos inmersos. Ellos saben que los enemigos de la nación son “sus políticos y los apoyadores”.

No saldremos de este letargo social sino se educa a nuestra gente. No saldremos de este tercermundismo cuando nuestras energías están enfocadas, casi únicamente, en la búsqueda del alimento diario y de conseguir el salvavidas diario que nos mantenga a flote.

Pero antes hay que tener las herramientas para lograr la excelencia en educación: Profesores formados y bien remunerados, aulas con confort y toda una estructura para formar a un “Venezolano moderno”. Regresar a la normalidad y que nunca más la política se meta en la mente de nadie, menos de los más vulnerables que enamoran para arrebatarle lo que ellos quieren que es el voto y su apoyo incondicional.

Tener políticos de tan bajo coeficiente intelectual, sin educación, mal olientes en sus palabras sin sentidos es parte del atraso que nos hunde más en el “tercermundismo”.

También te puede interesar: Kakistocracia


internet puerto cabello

Check Also

DAÑO O EFECTO COLATERAL: LA CULPA DE UNOS AFECTAN A OTROS

El rumbo del destino de “Unos” muchas veces está en la manos de “Otros”. Los …