lunes , 5 diciembre 2022
Portada » Reportajes » Editorial » Lo vulnerable de nuestra sociedad
emocionales

Lo vulnerable de nuestra sociedad


EDITORIAL

Todos estamos vulnerables. Unos más que otros. Dicha vulnerabilidad se presenta en sus distintas formas. Es un fantasma que la tenemos a diario en nuestras espaldas, respirándonos muy, pero muy cerca. Nadie escapa de ella en estos momentos. El grado de pobreza se mide por el poder adquisitivo que tiene un individuo y ese poder no existe en la economía de un individuo. Ósea, concursamos en las estadísticas de pobreza, escalando para optar a la pobreza “extrema”

La vulnerabilidad está allí, latente en cada familia. Se está tragando la educación, los valores familiares, la dignidad, el respeto, el orgullo y toda la moral que se recibió en casa por parte de sus padres. Con tentáculos destructivos en la educación escolar y universitaria. Les han “torcido el brazo” a los practicantes de “los valores” porque lo han arrodillado y los tienen contra la pared. Ellos tienen que sobrevivir para mantenerse en esta vida que no era lo que soñaban. No hay otra alternativa de reinventarse porque se les agotó tanto “emprendimiento”. Lo están y lo han gastado como ser humano.

Muchos han sucumbidos, vendiéndole el alma al diablo y al mejor postor; no lo juzgamos porque el sistema no le está dando las herramientas sociales para ser un hombre o mujer de bien. Otros han caído en la tentación de prestarse al apoyo de algo por 4 monedas e hipotecar su futuro y la de los suyos. Esto es destruir y mancillar el honor de un ser humano. Es llenarle la cabeza de pensamientos y preocupaciones a un individuo que “no ve el fin de sus desgracias económicas”. Las inseguridades lo abordan y el cerebro “reptil” se adueña de la base de conocimiento y de la razón.

Vulnerables en lo económico, en lo social. Vulnerables en cuestiones de salud, en el abusos de autoridades. Vulnerables a ser estafados por los comerciantes. Vulnerables a caer en tentaciones donde pueden ir tras las rejas por no tener opciones porque “el canto de sirenas” lo envolvió.

Se necesita rescatar la cordura, los valores, lo académico, la venezolanidad. Es utópico pero ya no podemos ser más vulnerables a nada ni a nadie. Tenemos que tener la seguridad de ser venezolano, de rescatar nuestra idiosincrasia y de más nunca ser caldo de cultivo de ningún dogma.

Y rescatar lo que decía Renny Ottolina en su especial en el salto Ángel de 1972: “(…) y al ir así como último pensamiento (…)  imagínense como se multiplica la alegría de ser Venezolano”

También te puede interesar: ETERNOS MANIPULADORES

Guia Comercial Puerto Cabello y Conéctate con los que buscan…

Kistoy C.A Internet al mejor precio de Puerto Cabello… y ahora también estamos en Moron


internet puerto cabello

Check Also

CAUSA RAIZ

ANALISIS DE CAUSA RAIZ

Toda acción tiene una reacción. Toda causa tiene un efecto. Toda ofensiva tiene una defensiva. …