martes , 19 octubre 2021
Portada » Opinión » Lic. Douglas Marval » ¡Imposición! Yo tengo razón, tú estás equivocado

¡Imposición! Yo tengo razón, tú estás equivocado


Véalo: Una mirada a la sociedad

¡Imposición!
Yo tengo razón, tú estás equivocado

Somos adictos a «tener razón», pero quedar cautivos de nuestras opiniones es una trampa. Escuchar a los demás es prueba de empatía y respeto, claves para crecer y estar en paz

Lcdo. Douglas Marval
CNP: 18.896

Sigo en esa onda de estar indagando e investigando el comportamiento humano sin pasar las fronteras de la psiquiatría porque esto es solo periodismo simple. Haré diferentes escritos sobre el tema.

Existe gente, en algún lugar del mundo, que aún cree en Adolf Hitler y su proyecto de exterminar parte de la humanidad y de crear su raza Aria. Hay amantes de la Cruz Esvástica y de lo que pasó en los campos de concentración. Hay personas que son fanáticos, a estas alturas, del Ku Klux Klan. Existen seguidores de políticos actuales y su geopolítica expansionista. Hay personas creyentes de la teoría de que no estamos solos, porque los extraterrestres están muy cercanos. Existen seguidores de Martin Lutero en pleno siglo XXI. También Amantes de la magia negra o de algún amuleto. Para estar más cerca en nuestro país, aún existen Guzmancistas y más recientemente seguidores de Dorangel Vargas (el comegente). En fin, creyentes de cualquiera cosa y “eso se respeta” así sea bizarra. Nadie impone creencias y nadie debe hacerlo.

Hasta hay personas que no creen en los médicos y tienen la “Fe” en lo que la madre tierra le ofrece con sus plantas medicinales que le han curado algún mal… ¡Y en fin, muchísimas creencias buenas o malas! Recalcando que “se respeta” lo que pueda pensar o creer una persona o grupo, así estén equivocado o no. Eso se llama “Tolerancia”. Es ese Fuelle u acordeón donde se puede conversar con altura, sin altanería, con conocimiento del tema tratado y la concordancia. Algunas de estas alteraciones verbales estériles de imponer un criterio, llegan a perder “la chaveta” cuando discuten o disertan. Muchas veces los que defienden “no” conoce a su defendido; ni remotamente saben de su existencia (el defendido (a) o lo defendido) y peor aún nunca lo han tenido cerca, solo mediáticamente saben de su existencia o del dogma, porque de seguro se identifican con algún ideal (…) ¡Con su comportamiento se ganan la enemistad de un amigo, vecino u conocido!… Defienden lo indefendible. Debemos respetar nuestras diferencias. ¡Así es el humano, confunde un adversario con un enemigo!.

¿Porque no se rasgan las envestiduras por Cristo que si vino a defendernos y a salvarnos? Y no soy evangélico. Aunque existen seguidores que han hecho mucho daño con su accionar y alejan a los que se acercan.

Retomando el tema, que son las imposiciones, nadie se enamora de nadie o de nada “a juro” menos por imposición. La espontaneidad nace porque, según su criterio, observan que es el camino y eso nace, no se impone.

La imposición es un mal bálsamo para cualquier sociedad. No impongamos a nadie lo que nosotros creemos. No tratemos de imponer “ajuro” porque las procesiones van por dentro. Muchos eruditos bocones sin nada que esgrimir han tratado de envolver a los más incautos, pasando a la falta de respeto con el tema que desarrolla. Piensa que “se la comen” y los demás deben de aceptarle sus explicaciones, pareceres, anécdotas obviando la verdad en contexto. Cada quien tiene derecho a hacer sus diferencias, a estudiar un caso en el tapete, seguir la verdad. Un “boom publicitario”, una moda, la política, los dogmas y hasta un vicio no puede ser una imposición. En el amor, mucho menos.

Lo que debe estar en el ambiente es la cordura, la verdad, la amistad, la normalidad. Impongamos para bien el raciocinio. Existen matices de entendimientos.

Algunos creen que los “cuentos de caminos” son verdades… Eso es por carecer de criterio propio…… ¡Por allí nos vemos!

También te puede interesar: Véalo: Una mirada a la sociedad ¡Autoanálisis!

Kistoy C.A Internet al  mejor precio de Puerto Cabello


internet puerto cabello

Check Also

se agradecido

¡Pa’ recordárselo!

Véalo: Una mirada a la sociedad ¡Pa’ recordárselo! Lcdo.: Douglas V. Marval A. CNP: 18.896 …