martes , 28 septiembre 2021
Portada » Opinión » Lic. Douglas Marval » Véalo: Una mirada a la sociedad ¡Autoanálisis!
Autoanalizarse

Véalo: Una mirada a la sociedad ¡Autoanálisis!


Lcdo.: Douglas Marval

CNP: 18.896

Autoanalizarse es lo más sano para el ser humano. No se necesita ayuda externa, ni conversación con el prójimo ni menos  tratamiento médico. Es un “scanner” con uno mismo y  un análisis exhaustivo de nuestro propio comportamiento, de una palabra, de alguna posición específica, de recular algún comentario, desechar lo negativo u de simplemente mejorar algo que va en mal camino. En fin, el autoanálisis mejora al ser humano. Se puede practicar al instante, al empezar la jornada, al finalizar la noche, cada minuto u horas. En fin, no hay horario para pasar el “antivirus” por en disco duro de la personalidad y borrar cualquier “troyano maligno” que hace que el comportamiento no sea el adecuado frente a cualquiera situación donde es protagonista en la sociedad.

Aparte de su análisis, que lo puede hacer usted (es) en silencio: la conciencia juega un papel predominante en sus accionar. Desarrollarla, alimentarla, vigorizarla y demostrar que lo que se hace “a conciencia” catapulta a la persona, a los suyos, a la sociedad….. ¡Al mundo!

Personalmente, lo digo por muchos comportamientos que se observa desde hace rato. Bravuconadas, “guapetonismo” de barrio, voces alzadas con tonos altisonantes y léxicos que dejan mucho que desear por lo bajo de su esencia, se han convertido en la “coraza” de personas que se confrontan por culpa de algo o temas que no manejan. Por ejemplo, la mal llamada “política” y la entrada del fanatismo que está en la puerta de “mudar la piel” para entrar en el fundamentalismo. Muy malo para cualquiera sociedad y es culpa de nosotros mismo por defender lo indefendible.

Autoanalizarse es lo primero que debemos hacer antes de aplicarlo a nuestro entorno. Un ejemplo es el alcohólico que le echa la culpa al hielo, a la soda o al vaso de vidrio pero nunca al whisky y es reacio  a aceptar que por su mal comportamiento se le esté desmoronando la vida y de los suyos por culpa del alcohol. Es uno de los millones de casos que están en el tapete en la actualidad y usted, amigo lector, sabe cuáles son. No es necesario volver a enumerarlos.

Tengamos filtros humanos de manera interna a nuestras acciones para ayudar al entorno actual que está enferma porque sus habitantes están en constantes “conflictos estériles”. Sumaría a esto el protagonismo que tiene el “aparatico gesticulante” que tenemos todos que hace mucho daño llamado: Boca.

Analice su comportamiento frente algún problema para que se convierta en parte de la solución y no por su terquedad sea parte perenne del problema. La sociedad lo merece.

Practiquemos el autoanálisis y veremos con claridad nuestros errores. Y aunque no lo expongamos al decir que estamos equivocados por tal o cual situación donde estuvimos inmersos, te da una paz interna y no se cometerá nuevamente ese garrafal error de la cual se pensaba que era el camino. Cada quien tiene un “Pepe Grillo” que en su soledad sale del escondite y empieza a sacarle en cara alguna mala acción.

El cocodrilo tiene una coraza muy dura y una presencia intimidante, pero en la parte baja que siempre arrastra al suelo es el lado más vulnerable, porque es su punto débil. Así es muchas veces el ser humano. ¿Qué soy imperfecto? ¡Claro que sí!…Todos somos imperfectos. El único perfecto fue Cristo y lo asesinamos… ¡Por allí nos vemos!

Te puede interesar también:

Onda tropical causará olas hasta de dos metros en costas venezolanas +REPORTES

Kistoy C.A Internet al  mejor precio de Puerto Cabello


internet puerto cabello

Check Also

¡Imposición! Yo tengo razón, tú estás equivocado

Véalo: Una mirada a la sociedad ¡Imposición! Yo tengo razón, tú estás equivocado Somos adictos …