martes , 28 septiembre 2021
Portada » Salud » Los trastornos del sueño en el adulto mayor: El insomnio
sueño

Los trastornos del sueño en el adulto mayor: El insomnio


Dra. Maribel Baute de Sabatino. Médico Internista-Geriatra

Directora de Comunicación y Divulgación de MUV Capítulo Puerto Cabello.

El sueño normal requiere el tiempo necesario para que se produzca el descanso, una secuencia ordenada en el transcurso de las etapas y ausencia de disturbios o dificultades al dormir. Estas dificultades al dormir en la edad avanzada constituyen los trastornos del sueño, entre los más comunes tenemos: Insomnio, somnolencia diurna y trastornos específicos como apnea obstructiva del sueño (SAOS).

Los criterios diagnósticos para el insomnio expresados en el DSM-V: Definido entonces como, la Insatisfacción con la cantidad o calidad del sueño, con uno o más de los siguientes síntomas: Dificultad para iniciar el sueño, para mantenerlo, ocurren despertares frecuentes y problemas para volver a dormir, despertar muy temprano en la mañana y no poder volver a dormir.  La dificultad para dormir ocurre al menos 3 noches por semana, está presente por al menos 3 meses, y ocurre a pesar de la oportunidad adecuada para dormir.

Los trastornos del sueño son un factor de riesgo muy importante e independiente para diversas enfermedades cardiovasculares, entre ellas la Hipertensión arterial, Infarto agudo del miocardio, Insuficiencia cardíaca, fibrilación auricular, además de este incremento en el riesgo también se asocia a incremento en la tasa de mortalidad en pacientes con enfermedad cardiovascular.

El diagnóstico del insomnio se basa en una cuidadosa historia de los hábitos del sueño, apoyada por un registro del sueño realizado por el propio paciente y por la información aportada por la pareja o familiar.

 En general, los casos crónicos son el tipo de insomnio más común en los adultos mayores. En ellos, los efectos adversos se potencian debido a la disminución de la tasa de eliminación y aumento de distribución corporal del fármaco, por lo que es importante evaluar las dosis a utilizar, además de las comorbilidades para elegir el tipo de hipnótico

La selección de un hipnótico dependerá de los distintos factores implicados en la terapéutica, ya sean los propios del fármaco o los del paciente, es decir, se puede afirmar que existe un hipnótico ideal para cada persona, que según su sintomatología (latencia de sueño aumentada, despertares nocturnos frecuentes, somnolencia diurna excesiva y las características farmacocinéticas del hipnótico (tiempo de acción, vida media, efectos adversos, abre el camino para la indicación de una terapéutica farmacológica personalizada, recordando acompañarla con las medidas no farmacológicas.

Instagram: @geriatríaaldía Vivir mucho, vivir bien.

Twitter: @DraBaute

También te puede interesar:

CNE prorrogó lapso de inscripción de candidatos hasta el 1 de septiembre

Guia Comercial Puerto Cabello y Conéctate con los que buscan…


internet puerto cabello

Check Also

Avedem

“Los equipos médicos no se venden por Instagram”, alertó el presidente de Avedem

Mario Labella, presidente de la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Odontológicos, de Laboratorios …