domingo , 13 junio 2021
Portada » Opinión » Lic. Douglas Marval » ¡No me representan …!
La gente ya no se siente representada por los políticos de bando y bando. Quieren elegir a verdaderos gerentes. Están cansados de las peleas.

¡No me representan …!


¡No me representan …!

Lcdo. Douglas Marval
CNP: 18.896

No quiero ser uno más peleando en la “pajarera” en la que se ha convertido las redes sociales. En ellas escriben cualquier tipos de sandeces, medias verdades o pareceres sin asideros; esgrimiendo fantasías y posiciones de fanáticos extremistas de “bando y bando” no sincronizado con la realidad. Muchos análisis son aciertos que atinan el mero centro de la Diana por su objetividad, redactados por personas razonantes, con cuatro dedos de frente y con los pies en la tierra. No quiero hacer análisis desde mis vísceras sino desde la perspectiva de la objetividad sin dejarme arrastrar por uno de los sentimientos más viles como lo es la rabia. Los dimes y diretes en las redes es el día a día de imponer pareceres y no es mi estilo  para lo que me conocen.

Al igual que usted, ya sabemos toda la historia. Quieren venírtela a “contar” a su manera, como si no supiésemos. Debemos, de una vez dar un “stop” al que no quiere comprender. Ya sabemos las referencia de lo que paso en mil novecientos “tal” en “tal país”. De lo que pasó con (….) y con (…)

No quiero gastar mis ideas, hecha letras, en discusiones estériles. Eso es lo bueno de la democracia: para estar de acuerdo o no. Esos casos históricos que esgrimen son solo referencias porque las historias de cada nación son diferentes.

Los comportamientos de nuestros gobernantes y opositores por más importancia que tengan en la sociedad han hecho que sean el centro del problema de la actualidad. Es que un gobernante u opositor que tenga cierta responsabilidad es “un ser imperfecto” como todos (aquí recalcaría que tienen más imperfección). El sentimiento de “No me representan” ha ido agarrando vuelo dentro de la sociedad. Basta una sola conversación para escuchar a la gente decir que ya no están ni con uno ni con el otro: La decepción es el detonante de no creer en nadie. No me representa es el título de este análisis. Escribiré en primera persona, total, soy el responsable de este escrito. No me siento representado por personas falta de cultura y honor. No me siento representado por vulgares de palabra. No me siento representado por ciegos de acción y omisión. No me siento representado por personas que realmente “No” están capacitados para responsabilidades que de manera inocente le otorga la sociedad y cambian para su beneficio propio; abandonando para lo que fueron elegidos. No me siento representado por personas falta de perfil para un cargo público. No me siento representado por pescadores de rio revuelto. La criticidad y la autocrítica no es parte de sus conversaciones.

No me representa como conductor de una sociedad, una persona locuaz que con aire de superioridad creyéndose un Dios frente a los más vulnerables hasta llegar al culto a la personalidad ¡¡¡ Me niego!!!

No me representa, los que “No” solucionan lo más básico de la gente y de importarle un verdadero Cacahuate (aquí le robé una frase a la idiosincrasia mejicana) el sufrimiento de una población a sabiendas lo que está pasando: Lo niegan o invisibilizan. El descaro es su mejor carta de presentación. Y lastima, cualquier mortal que llegue le pasa lo mismo: Es mordido por el vampiro de la corrupción y vuelve nuevamente el círculo vicioso. Y como dicen ahora: “Loarropó el sistema”.

Ahora saldré de escribir en primera persona y lo diré en grado general: No “nos” representan porque les quedó grande el poder que le otorgó la sociedad. Gente que eligen más por emociones y alienaciones. De los que arman campañas engañosas.

Ahora, ellos si representan a los que les gusta el masoquismo, el que le gusta vivir mal. A los que están robando sin importarle nada más. A los que no les interesa que caigas en depresión, gracias a “2 bandos” enfrentados. A los que han “involucionad” hasta ser nuevamente seres Neardhentales y les da urticaria la palabra modernidad. A los que no quieren oportunidades de futuro. A los que se van por las ramas buscando respuestas para avalar lo indefendible.

No queremos más nunca justicieros sociales, ni eruditos que según ellos son los elegidos. No queremos gente incapaz en puestos de envergaduras. La democracia debe ser rejuvenecida.

La sociedad algún día será representada por personas justas, con estudios, dignas del cargo para lo que fueron elegidos, con visión de futuro, incorruptibles: Por el bien de todos. Gerenciados por gente de bien. Por humanistas. Gentes que no sean enemigos sino adversarios y puedan echar de lado sus diferencias en pro de un pueblo que quiere que se den la mano.

Sé que va haber más de un “erudito” fanático que les picará el cuero cabelludo. Y usted, amigo lector ¿Se siente representado?… Seré el primero en auto responderme: ¡¡¡NO!!! … Es el sentimiento de la mayoría de los venezolanos que espera una Utopía. Espera a “Gerentes” serios “vengan de donde vengan”. Son muy buenos para ofenderse cuando el pueblo les reclama que ya están cansados. Amenazan desde el poder a los más vulnerables ¿Quién pierde así?.

“Si tú dices algo que le guste, eres el mejor pero si le dices la verdad cruda, eres el peor…. Seré el peor pero diré siempre la verdad” alcancé a leer una cita de Groucho Marx…… Congraciarse con nadie, solo con la verdad y la ética…. Por allí…… nos vemos…!

 

También te puede interesar: Queremos nuestras líneas telefónicas y que funcionen


internet puerto cabello

Check Also

Juan Guaido de gira en Puerto Cabello

Este viernes 11 de Junio en horas de la mañana Juan Guaido de gira en …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.